Seleccionar página

Si  te estas preguntando ahora mismo como follar por primera vez con toda seguridad, es porque tu curiosidad ha alcanzado niveles elevados y ya estás siendo víctima de tu propio morbo.

Es importante considerar a la hora de saber cómo follar por primera vez que no hay una edad establecida o un promedio general que sirva de medida para establecer cuando follar. Eso dependerá de las ganas que sientas, de la preparación de tu cuerpo y hasta de tu grado de responsabilidad.

Créeme, follar es delicioso y puede ser una experiencia inolvidable si se trata de tu primera vez. No te arrepentirás si lo haces correctamente desde el principio y evitas los traumas del inicio.

Lo primero es que estés seguro o segura de que es una experiencia deliciosa y delirante que siempre vale la pena probar. Será mucho mejor si esa primera vez es con alguien ya experimentado en temas sexuales que pueda guiarte en el mágico proceso de follar.

Sin embargo, si ambos son nuevos en la experiencia, será interesante que puedan seguir el instinto de su cuerpo hasta ir conociéndose mutuamente y descubriendo lo que a cada uno le gusta del otro.

Como follar por primera vez: Vence el miedo

Seamos sinceros, cuando ya tenemos mucho tiempo follando lo más seguro es que esto nos cause un poco de risa. Pero, si estamos follando por primera vez, sabemos que algo de nervios y de susto. Esto, si no se controla, puede dañar la experiencia.

Lo primero que debes saber es que no hay razón para temer. En realidad, estas a punto de vivir una experiencia deliciosa y adictiva que te encantará. Es importante que ante todo tengas seguridad en ti mismo y confianza en que disfrutarán la experiencia.

Si eres mujer, sería bueno que leas un  poco previamente y te eduques sobre cómo funciona el cuerpo femenino a la hora de follar. Sabrás que todas las chicas tienen un himen en su área genital, que suele romperse en la primera relación sexual y como consecuencia puede presentarse un leve sangrado.

Una pregunta frecuente al pensar en como follar la primera vez es qué tanto te dolará la experiencia. Pues la buena noticia es que no tiene por qué dolerte. Al contrario, deberías disfrutar y pasarla bien.

En el caso de las chicas. Si sientes una leve molestia durante la penetración solo debes comunicarle a tu pareja que baje la intensidad o la velocidad de la entrada. Sin embargo, mientras más concentrada y excitada estés menor será el dolor.

En el caso de los caballeros la verdad es que hay poco que decir, salvo que, si duras poco o acabas muy rápido no debes preocuparte, es parte de como follar por primera vez y a medida que intentes esto se irá normalizando.

Cómo follar por primera vez: Hazlo cuando estés preparado ¡Cero presiones!

Si sientes que tienes que follar porque tu pareja no te deja en paz y no porque realmente te mueres de ganas y estás ya muy húmedo y excitado, entonces probablemente no sea el mejor momento para follar. Hazlo cuando te mate el hambre y el deseo y no por presión de terceros. Es el mejor secreto para disfrutar al máximo.

Busca un lugar cómodo y tranquilo donde nadie te moleste

Evita que tu primera vez sea en lugares incomodos, públicos o donde puedan descubrirlos. Deja estas locuritas deliciosas para los más experimentados. Si apenas te inicias en el arte de follar debes, primero que nada apartar tiempo suficiente en tu agenda, ya que no sabes cuanto pueda durar el encuentro.

El lugar ves fundamental que es privado. Un sitio donde no temas ser sorprendido o descubierto y que tengas las comodidades mínimas, ya que la primera vez puede ser un poco más lento, aunque igual de delicioso.

Juegos preliminares como norma y aumenta la pasión

Seas hombre o seas mujer, una norma general si te preguntas como follar por primera vez es que lo hagas bien excitado. Para lograrlo, no solo basta sentirte atraído por la pareja.

También es necesario que prepares el cuerpo previamente para que, cuando llegue la penetración, ya la desees con el alma. Así que, el secreto mejor guardado es el juego previo.

No desvíes tu atención en nada más sino en disfrutar y hacer que el otro la pase bien. No ahorres besos ni carias, toma tiempo para sentir y disfrutar cada caricia y asegúrate de que estén muy compenetrados antes de proceder a penetrar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
. ACEPTAR

Aviso de cookies